PLOG: Blog sobre paisajismo y jardineria

Aprendiendo sobre paisaje o como entender que la Unesco rechace la torre Cajasol

Skyline LondresHace alrededor de dos semanas apareció la noticia que el último informe encargado por la Unesco del ICOMOS, hacia que la Torre Pelli o Torre Cajasol de Sevilla Implicaba un gran impacto sobre el conjunto que conforman los tres Mundial de : Alcazar, Catedral y Archivo de indias.
Basta con acceder a distintas páginas para ver las opiniones de los a favor y los en contra. Muchos de sus argumentos absurdos, pero me ha llamado la atención en los que están a favor no entienden el porqué del impacto de la en los monumentos declarados Patrimonio Mundial.

Es cierto que muchos de estos argumentos son impulsados por medios de comunicación que deberían de informarse para mostrar argumentos tanto en pro como en contra de la Torre.

Por lo tanto este artículo voy a tratar de mostrar la importancia creciente de la protección de los paisajes y del mismo concepto de .

Skyline Amberes
Por poner un punto de partida, vamos a iniciarlo en el Convenio Europeo del Paisaje.  Hay muchos antecedentes a este Convenio, relativo a protección del paisaje, si bien no era generalizado. En todo caso, el Convenio Europeo del Paisaje, supone un hito en la protección del paisaje que antes solo se recogía en algunos países más sensibles que nuestro país como en Francia con Ley Malraux, de 4 de agosto de 1962.

El Convenio Europeo del Paisaje  es un es un tratado internacional, auspiciado por el Consejo de Europa, que trata de promover el papel que el paisaje desempeña por su interés general en los campos , ecológico, medioambiental y social, y que constituye un recurso favorable para la actividad económica y que su protección, gestión y ordenación pueden contribuir a la creación del empleo.

Partimos del concepto de Paisaje que como bien indica este Convenio, es “cualquier parte del territorio tal como la percibe la población, cuyo carácter sea el resultado de la acción y la interacción de factores naturales y/o humanos”.

Sevilla en 1503
Como alguno pensareis, esto daría rienda suelta para que cualquier intervención fuese aprobada dentro del paisaje, pero existe también un “objetivo de calidad paisajística” que es, para un paisaje específico, “la formulación, por parte de las autoridades públicas y competentes, de las aspiraciones de las poblaciones en lo que concierne a las características paisajísticas de su entorno”.
Esto tampoco deja nada claro, y en este caso, se podría decir que cualquiera podría modificar un paisaje de acuerdo a sus intereses económicos o políticos.
Entonces aparece el concepto de “protección de los paisajes” en este Convenio. Como protección del paisaje se entenderán las “acciones encaminadas a conservar y mantener los aspectos significativos o característicos de un paisaje, justificados por su valor patrimonial derivado de su configuración natural y/o la acción del hombre”.

Con esto podemos ver que las intervenciones en el paisaje tiene un límite, y en este documento destaca la protección de los paisajes significativos. En este caso, sin duda ya podemos una parte del porqué de que en el caso de Sevilla la Unesco haya puesto su punto de mira en la Torre.

Skyline Colonia
Al mismo tiempo,  esto justifica el porqué en otros sitios conviven monumentos patrimonio de la Humanidad con torres modernas como la de Londres o Colonia: Su paisaje ya lleva modificándose de esta misma forma durante años, y como hemos dicho anteriormente, en el mismo concepto del paisaje viene implícita  la interacción de factores naturales y/o humanos, y es justamente el hecho de que en la época que empezaron a construir estos edificios la sensibilidad por el paisaje no era la misma que ahora, como en su día no había sensibilidad por el medioambiente, o incluso por el patrimonio histórico y cultural.

Así, el tiempo, la historia, los factores políticos y sociales ha conformado un paisaje característico de esta ciudad, que por otra parte, la carta del paisaje trataría de conservar por su singularidad. En el caso de Sevilla la singularidad viene dada por la conservación del paisaje, de su límite vertical desde hace más de 700 años, los años que lleva construida la Giralda. Y es precisamente el luchar contra la homogenización del paisaje una de las principales objetivos de este Convenio.

Albert Dock en Liverpool
Este Convenio Europeo del Paisaje fue ratificado por el 30 de noviembre de 2007 y entró en vigor el 1 de marzo de 2008. Desde entonces se ha ido legislando de acuerdo a este tratado. Si bien como las competencias medioambientales están transferidas a  las autonomías, depende de estas la legislación sobre el paisaje. y Comunidad Valenciana se adelantaron a la ratificación del convenio por España, y más tarde Galicia, otras comunidades no tienen aún leyes que se adapten al Convenio pero existen otras leyes o normas, como la ley 8/2001 de carreteras de Andalucía que adelantan len algunos de sus artículos la regulación de la protección del paisaje, incorporando, en e caso de esta ley, la obligatoriedad de la realización de un proyecto de restauración paisajística  por separado del proyecto de construcción de la obra pública.

Por lo tanto poco a poco todas las autonomías tendrán en mayor o menor tiempo legislación que cumpla con lo indicado en este Convenio o Tratado.

Catedral de Colonia

A pesar de todo esto, en España, la mayor parte de la sociedad permanece impasible, e ignora el incremento del valor del paisaje. Y esto es porque se le presenta la defensa de los valores paisajísticos como obstáculo a una pretendida y supuesta modernidad o a los beneficios que puede representar cualquier construcción , sobre todo cuando el argumento se vincula a viviendas de tipo social o se utiliza como justificación de acciones urbanísticas más ambiciosas, generalmente con alto contenido especulativo y la mayoría de las veces con amplia complicidad social. Incluso los partidos políticos no muestran especial interés por el cuidado de los valores patrimoniales y menos aún por la conservación del paisaje. De hecho en las últimas elecciones las referencias a la protección del paisaje en sus programas electorales fueron cuanto menos mínimas sino inexistentes. E igualmente son numerosos y conocidos los casos en los que ha habido sonoros cambios de opinión política al respecto por parte de estos mismos partidos políticos, en unas u otras ciudades, según se encontraran en la oposición o en el ejercicio del poder.

Barcelona
En el caso concreto de la Junta de Andalucía, en varios medios de comunicación se han visto declaraciones de los responsables de Cultura , indican hasta que grado se lavan las manos los responsables de las políticas medioambientales y culturales indicando al declarar que  “no es competencia” de la Junta de Andalucía hacer los informes a entregar a la Unesco, cuando las competencias en España en protección medioambiental y cultural son autonómicas.  Y así lo ha confirmado el ICOMOS (El Comité Nacional Español del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios).

Pero volvamos a la UNESCO y lo que defiende el ICOMOS para rechazar la Torre por impacto negativo sobre el paisaje histórico de la ciudad.  El Convenio Europeo del Paisaje no es más que la materialización de la sensibilidad creciente , en el ámbito internacional, del paisaje.  hay que añadir además que el Convenio Europea del paisaje , como indicamos en este blog,  está teniéndose como ejemplo para la redacción de otras Cartas de paisaje. Asimismo, se está gestando a través de la IFLA (International Federation Landscape Architects) y UNESCO la realización de una Carta Internacional del Paisaje.

Puente sobre el Valle del Elba
Pero no solo la Unesco se ha subido al carro del los tratados sobre el paisaje. Una clara señal de la importancia que está cobrando el paisaje es el dato de que en el año 2002 habia 30 paisajes culturales inscritos en la lista del Patrimonio Mundial y, en la actualidad, existen más de 40, muy diversos unos de otros por sus desiguales características morfológicas y sociales.
Otro hito en la creciente importancia del paisaje es el que supuso la exclusión de al lista del Patrimonio Mundial al Valle del Elba que.

Ya volviendo al caso de Sevilla y la Torre o Cajasol, estas son las causas de que las perspectivas de un fallo desfavorable de la Unesco y la inclusión en la lista de patrimonio en peligro. Y son más que cercanas por creciente importancia del paisaje y a la protección de este. Además de incrementarse esta posibilidad con la actitud de los políticos y de la promotora de la torre.

Sevilla desde Plaza de Cuba
De hecho, podemos ver en el caso del Valle del Elba cierta la similitud en cuanto a las formas de reacción de los promotores del proyecto y el haber ignorado durante años los informes desfavorables de Unesco. Si bien es cierto que en el valle del Elba, el paisaje era lo protegido, también es cierto que el impacto que supondría para la ciudad de Sevilla sería mayor que el de Dresde. En todo caso, en Sevilla antes tendría que dar el “aviso”  que supone  la inserción en la lista de Patrimonio en peligro. El hecho de que fuese eliminado de la lista de Patrimonio de la humanidad fue un duro golpe que trataron de paliar restando importancia, y en cierta medida es así para esta región, ya que a diferencia de nuestro país no es tan turístico como puede ser una ciudad como Sevilla. Y además curiosamente fue en Sevilla dónde se le retiró el título a este Valle.

En Sevilla , la torre no se afecta directamente al Patrimonio Mundial de la Ciudad, pero si afecta indirectamente en la percepción de la ciudad, de su paisaje tradicional del que forman estos monumentos, y dada la importancia que ha cobrado y está cobrando la protección del paisaje, hace más probable que sea incluida en la lista de patrimonio en peligro.

De hecho, siempre se ha tenido en cuenta la visión desde Sevilla, pero nunca, los que apoyan la torre, han mirado a la vista tradicional desde la cornisa del aljarafe. Curiosamente es la zona menos afectada por el despropósito urbanístico, y paisajístico, la que más afectada se ve por la construcción de la torre.

Construcción d eun nuevo skyline de Sevilla
Por otra parte, el proyecto no ha tenido nunca en cuenta la afectación al paisaje. Simplemente lo obvió, no se sabe si por miedo o por dejadez, nunca se consultó o se escuchó a los que decían que afectaban al paisaje y como tal al Patrimonio Mundial de la ciudad. A veces las formas  hacen perder la razón, y desde luego un edificio como este, si estuviera bien planificado, no obviaría este impacto sobre todo con los antecedentes que hay.

Por último, no hay que olvidar, que buena parte de los que están en contra de la torre forman parte del Icomos en España, y muchos miembros, a su vez,  son miembros de las asambleas de la Unesco. Y conocidas son las reacciones internacionales enviadas a los dirigentes de la ciudad alertando sobre el atentado de la ciudad. Por lo tanto, solo se salvará de entrar en la lista de monumentos en peligro la diplomacia, cosa normal en la UNESCO.

Para saber más:

 

Compartelo:
FacebookTuentiTwitterLinkedInDeliciousBlogger PostEvernotePinterestGoogle+StumbleUpon 

Comentarios: 1 Comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
 

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribete dejandonos tu email en el formulario que hay en la columna de la derecha para recibir en tu correo electrónico las nuevas entradas que publiquemos. Tambien te puedes suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Muy buen artículo y, como siempre, una pena que la gente que nos dirige y tiene el “poder” para realizar buenas inversiones y llevarnos así a un futuro próspero suelan ser personas sin la formación adecuada, con decenas de asesores que finalmente no sirven para nada o que se mueven por impulsos. Un sevillano

Escribe un comentario

(requerido)

*