La ignorancia del desconocimiento

La ignorancia del desconocimiento

Hoy escribimos sobre algo que se escapa un poco de la temática del paisajismo. Hablamos de algo que es una “plaga” que sacude el mundo en el que vivimos. Hablamos de la ignorancia del desconocimiento. De aquellos que a pesar de que creen que saben no disponen de los conocimientos oportunos y solo se rigen por lo que creen ver. Solo tenemos que mezclarlo con tener un poco de labia, y hacer un mensaje viral para que se convierta en algo parecido a un dogma.

El problema es que nadie, ni el que escribe, está libre de caer. Pero si es cierto que muchos hacen un muro fijándose en falsas referencias que las toma como correctas, aceptándolo sin más, sin la menor crítica.

Simplificación del conocimiento.

A esto debemos sumar la simplificación del conocimiento. Algo general ya que nos es imposible abarcar todo el conocimiento de nuestra realidad.
Cualquiera que haya querido profundizar un área seguro que le habrá llamado la atención lo complicado que puede llegar a ser. Haciéndose tesis entorno a la cosa más mínima, y que resultan, al final, indispensables para ir progresando.
Con ello no de extrañar el desconocimiento de las profesiones. No hablamos ya de los paisajistas de lo que hemos hablado tantas veces en Plog. Hablamos de otras profesiones más comunes como el caso de los ingenieros agrónomos. La mayoría de las personas dirán que trabajan en el campo, pero poco más. Y se desconoce la importancia de la labor que se en nuestro día a día, al depender de estos profesionales todo lo que comemos.

BIBLIOTECA - CONOCIMIENTO

Culpables en una catástrofe.

No es de extrañar que se acusen de culpables de cualquier hecho cuando se desconoce cómo se trabaja. Es lo que suele suceder cuando hay una catástrofe como un incendio forestal, tan comunes en los veranos de la península ibérica. Siempre ha sucedido, pero ahora es aún más evidente ya que se reproduce en las redes. En los incendios forestales se desconoce la labor de los ingenieros De Montes, y, sin embargo, no es la primera vez que en el entorno donde sucede se critica a estos técnicos tras la catástrofe. Y así es habitual culparles de que han dejado quemar el bosque. En este caso también se desconoce la labor de los técnicos encargados de la restauración posterior.

Anteriormente en este artículo nos habíamos fijado en los agrónomos, ahora que está en auge la agricultura ecológica y urbana. Lo más curioso es que cuando el día a día los agrónomos se encargan de que nos llegue la comida a nuestros supermercados parece que no cuentan nada a la hora de planificar huertos, enseñar técnica y demás. Eso sí, todo el mundo sabe plantar y cultivar sin más. Hay miles de blogs que se encargan de difundir cosas ciertas otras menos ciertas y muchos bulos. Y no digamos del conocimiento general de la agricultura ecológica, como ya hemos escrito en Blog.
Se da la paradoja que en el mundo rural es tradicional la desconfianza a los técnicos, incluso más de una vez en las universidades se advierte de ello. Y sucede que justo donde ha habido confianza en los técnicos hay un mayor éxito en la producción agrícola.

Huertos

Mayor desconfianza.

El origen de esta desconfianza en muchos casos ha sido por el abuso en tiempos pasados al aprovecharse de la ignorancia que nos asolaba. Esta desconfianza tradicional, ahora se suma a la desconfianza que generan las redes con la emisión de titulares sensacionalistas y noticias falsas.

Pero por desgracia esa desconfianza ahora es hacia lo científico en general.

Ya parece que las vacunas no son buenas, la leche, que siempre nos ha alimentado, ahora no es veneno… Seguro que habéis estas afirmaciones y muchas más. Algunas con cierto fundamento, y otras con algunos datos falsos para tratar de convencernos.

Sensacionalismo en la red.

Y si en los medios clásicos (periódicos tradicionales) podemos reconocer el sensacionalismo, aquí, en la red, parece que no se diferencia. Aquí podemos ver que un hombre cura el cáncer con la imposición de manos. Podemos ver que la técnica de cultivo x es la más sana y los productos saben mejor. Da lo mismo que la ciencia no lo ampare, si se repite una y otra vez en las redes al final se cree.

Parece que estamos volviendo a un mundo de creencia más que de ciencia. La red nos está volviendo cada vez más ignorantes y a la vez menos críticos. Donde los ignorantes discuten al científico porque creen que ellos saben más. Los ignorantes creen que son los nuevos sabios, aunque su conocimiento se base en una serie de artículos falsos o en impresiones subjetivas.
Estamos Volviendo a la Edad Media, donde valía más un rumor que la ciencia. Una nueva época de oscuridad, en el que, si lo dice Facebook, YouTube o el que se hace notar más en las redes sociales es lo que vale.

NOTICIAS FALSAS

incredulidad y critica.

Ante este panorama debemos de ser críticos. Tampoco debemos caer en la trampa de los trolls. De esas personas que suelen escribir, supongo que, por aburrimiento, a crear polémica. Todo esto hace que alimentemos los artículos falsos, sensacionalistas y a los troles.
Por otra parte, debemos confiar más en la ciencia, en consultar a expertos formados en entidades prestigiosas, que en muchos casos es complicado de reconocer, pero una simple consulta a varios profesionales puede ayudar.
Y sobre todo a ser más humilde.

Debemos de luchar por el conocimiento no por el desconocimiento que nos imponen las redes. En este mundo en el que la tecnología está avanzando a una velocidad vertiginosa, hacemos un flaco favor si desconfiamos de ella. Ya que simplemente, como mínimo, no evolucionamos.

Ingeniero técnico Agrícola, Master en Paisajísmo y jardinería y estudiante de Ciencias ambientales.

0 Comentarios

Deja un comentario

Close
 
Por favor síguenos!!
Pinchando en alguno de estos botones
nos ayudarás a
conseguir mejores artículos