Nuevas plazas duras en Sevilla en los 25 años de expo 92

Nuevas plazas duras en Sevilla en los 25 años de expo 92

Cuando celebramos 25 años de la celebración de la Expo92, no solo se celebra con actos que rememoran. También se celebra con los peores fantasmas de ese periodo. Y es que también se ha celebrado con la inauguración de nuevas plazas duras en la ciudad.

Y es que la Exposición universal nos trajo cosas buenas a la ciudad, pero también cosas malas. Entre ellas, y como hemos escrito en PLOG en otras ocasiones, nuevas plazas duras que aún perviven en el callejero de la ciudad.

No es algo que haya sucedido solo en el periodo de la Expo. Para darnos cuenta de ello tenemos el ejemplo de la controvertida reforma de la Alameda de Hércules . Pero sí que la vorágine reformista caló en la realización de plazas duras por toda la ciudad.

Nuevas plazas duras.

Y es que no hace más de dos meses se ha sucedido la inauguración de dos espacies públicos en Sevilla que vuelven a incidir en el uso de plazas duras: El parque de Juan Antonio Cavestany y la reforma del Paseo de Colón(Paseo de Marqués de Contadero). Repitiéndose lo que pasó hace 25 años: creación de plazas duras, inhabitables por el ciudadano en gran parte del año. Zonas que incluso resultan desagradables y se degradan fácilmente.

Resulta paradójico que, hace 25 años, mientras en el recinto de la Expo se hacía lo posible para rebajar las temperaturas, en la ciudad se promovían las plazas que en otro lugar podían tener su razón de ser, pero en Sevilla no. Además, rompiendo con la arquitectura de tradicional de la ciudad. Muchas de las plazas persisten, otras, como la existente en la plaza de armas han sido reformadas para hacerlas, en teoría, más acogedoras.

Y es que de la Expo nos quedan muchas plazas que simplemente son eriales donde es complicado ver pasear a personas. A la ya comentada plaza trasera del centro comercial Plaza de Armas, podemos añadir los espacios que hay entorno a la estación de Plaza de Armas o de la Estación de Santa Justa.

Ya en pleno casco histórico, plazas como la de las Mercedarias o las de Curtidores o Zurradores. Como veis una huella que aún persiste.

Parque Juan Antonio Cavestany- SEVILLA

redsevillaporelclima.org

Parque Juan Antonio Cavestany.

Empezamos por el que iba a ser la “primera apuesta contra las plazas duras” como se ha titulado en un periódico local.

Parece que en principio se da algo más de protagonismo a la sombra. Pero por los comentarios indicados en el artículo al que enlazamos, y la solicitud de Sevilla por el clima de aumentar las sombras en el jardín, indican que no solo es cuestión del tamaño o edad de los árboles.

Por lo que se ve es una nueva reforma que adecentase un poco la zona pero que seguirá siendo igualmente de habitable como lo era antes. Y eso que no es la peor de las zonas cercanas a la estación de Santa Justa.

Paseo Marqués de contadero.
rampa en Marques del Contadero, Sevilla

Felipe Fernández

Más visible, no solo por sevillanos sino también por los miles de turistas que visitan la ciudad, es la zona del Paseo de Marqués de Contadero. Es un proyecto que ha rehabilitado los bajos de este paseo para habilitarlos para dar servicios a turistas.
En este caso, al ser más visible, la repercusión mediática ha sido enorme. Y en las redes se encuentran más de un comparativa del antes y después de la reforma.

Nuevas plazas duras: Paseo Marques de Contadero en Sevilla desde Torre del Oro

Felipe Fernández

En la reforma se ha quitado la vegetación existente y no se ha restituido otra. No hay ni árboles nuevos ni parterres, con lo que la sombra es mínima. Además, las superficies son de piedra gris que pueden alcanzar temperaturas muy altas en verano.  Son superficies poco porosas con lo que dificulta la absorción y evaporación del agua en su superficie refrescando el ambiente.
Además, el nuevo diseño tampoco ha contemplado la instalación de fuentes o cualquier elemento con agua que refresque el ambiente.

Estos datos son corroborados con las mediciones que ha hecho diario de Sevilla. Este periódico ha visitado el lugar para hacer mediciones de temperatura del aire y los materiales y las radiaciones ultravioletas con el profesor Enrique Figueroa, catedrático de Ecología de la Universidad de Sevilla y Rafael Llácer, geógrafo, arquitecto técnico, profesor de la Escuela de Arquitectura y gran conocedor del paisaje urbano de la ciudad.
El resultado no deja dudar a dudas…

Mediciones.

Las mediciones se realizaron el miércoles 24 de junio entre las 12:30 y 14:00. Según la AEMET se registró en Sevilla una temperatura máxima de 35,9 grados y el índice ultravioleta máximo fue de 8, considerado muy alto. Estos valores resultaron muy superiores en Marqués de Contadero.

Felipe Fernández

A las 13:30, la temperatura de la solería es de 48 grados y la radiación total alcanza los 120.000 lux. El dato más preocupante es el del ultravioleta. El UVA arroja un nivel de 20 (la Aemet fijaba el máximo en 8) y el UVB+C se sitúa en 0,157. Niveles muy críticos. Personas con fenotipos 1 y 2 no pueden estar en este lugar ya que supone un grave riesgo para la salud.

En el nivel superior, junto al Paseo de Colón, las mediciones son similares. La solería es un terrazo blanco que presenta un albedo del 30%. La temperatura del suelo es de 39 grados. El UVA es de 12  y el UVB+C de 0,118 . La temperatura del aire a la altura de la cabeza supera los 34 grados.

Mediciones debajo de árboles.

Realizando las mismas mediciones bajo la copa de uno de los olivos que hay en el Paseo de Colón. Los índices ultravioletas bajan de manera considerable: 0,3 UVA y 0,006 UVB+C. La radiación disminuye hasta los 5000 lux y la temperatura del pavimento desciende once grados. También aumenta la humedad a pesar de que el olivo no es el árbol que da más sombra.
Las barandillas de aluminio de las rampas que conectan los niveles del paseo están a una temperatura de 42 grados. Abajo, las rampas ofrecen cierta sombra, aunque tampoco hay árboles.

El nivel más bajo del paseo cuenta con varios tipos de pavimento. El adoquín antiguo, conservado del muelle, el nuevo, que viene perfectamente cortado y el del carril bici. El cortado está a una temperatura de 41 grados. El viejo, a 37, y el carril bici, a 45,6 grados. En un lugar en el que muchas personas hacen deporte, el índice UVA es de 17 y el UVB+C de 0,157, unas cifras muy altas. Bajo una de las tipuanas existentes los valores disminuyen de manera importante: 1,1 de UVA y 0,012 de UVB+C.

rampa en Marques del Contadero, Sevilla

Felipe Fernández

Marqués de Contadero se ha convertido en la nueva plaza dura junto al río, donde es imposible estar. Al menos, hasta que el Ayuntamiento ponga remedio. De hecho, ha anunciado un proyecto de un millón de euros para dotar esta zona de todo el equipamiento que ahora le falta.  Si bien va a ser complicado revertir la situación que nos dan los datos de las medidas.

Repercusión en los medios.

No solo se ha escrito el artículo que al que hemos hecho referencia. Esta vez los medios, pero sobre todo la Red de Sevilla por el clima, ha dado el grito de Alarma. Un grupo ciudadano convencido de la necesidad de actuar, diseñando estrategias para mejorar el clima desde el entorno urbano.

Los medios de comunicación se han hecho eco de la inauguración de la reforma del paseo de Colón, siendo esta una zona de gran importancia para la ciudad. Pero también se han hecho eco de las opiniones de los usuarios y distintos colectivos.

No solo en Sevilla.

Pero estas nuevas plazas duras no solo son un hecho en Sevilla. En nuestras ciudades no se suelen tener en cuenta más que la estética, normalmente creada por hormigón y elementos duros. Suponemos que porque los elementos vegetales no son conocidos por los profesionales competentes en realizar estos proyectos y dan más importancia a la estética arquitectónica que al bienestar de los usuarios del espacio público.

Piensa Sol: EL sol del Membrillo (Propuesta ganadora)

COAM

Uno de los ejemplos lo podemos ver en el concurso que realizó la COAM para reformar la Puerta del Sol. Un concurso que tras una gran campaña en la que se consultó a los ciudadanos sobre qué plaza querían. El resultado de las encuestas y del proyecto ganador del concurso fue antagónico. Frente a los ciudadanos que querían una plaza con más zonas verdes, con más sombras y más habitable el ganador de dicho concurso es un proyecto, tildado de minimalista, en el que se quita todo elemento de la plaza haciéndola más transitable, sin zonas estanciales y con pocas sombras. Relegando las plantas a maceteros con árboles, relegándolos a elementos secundarios o accesorios que puedan moverse según se necesite.

Las plantas no parecen ser indispensables.

Desconocemos el motivo del desprecio por la habitabilidad del espacio público. Pero si suponemos, como hemos dicho, el poco uso de plantas en los profesionales con competencias en el diseño de estos espacios. Y es la escasa formación en botánica que tienen los arquitectos e ingenieros de caminos.

Esto es grave, ya que son los que hoy en día tienen las competencias para planificar jardines.  Por lo tanto normal que en todo el territorio haya nuevas plazas duras. Otros técnicos con mayores conocimientos botánicos no tienen competencias ni para ser directores de obra, como podrían ser los ingenieros agrónomos o los de montes. Y ni que decir tiene de los paisajistas, que no están ni reconocidos.

Por lo tanto, al final, los espacios verdes se vuelven caros y aún más si se suman los costes de mantenimiento, agravados por no tener en cuenta las condiciones de las plantas que se seleccionan.

Como consecuencia, frente a la necesidad de espacios públicos habitables, con sombras que reduzcan las temperaturas, tenemos a técnicos que se oponen a ello, y básicamente por desconocimiento.

Marques de contador, nueva plaza dura

redsevillaporelclima.org

Sugerimos una reflexión: pensar en los parques y jardines construidos últimamente y pensar en si apetece o no estar en él. Seguro que si recordamos algún jardín que nos agrade y en el que nos resulte agradable estar. Es muy probable que la mayoría de los que suelen gustar están realizados por paisajistas o jardineros. Son frondosos, de bajo mantenimiento y en muchos casos, nada más entrar en él en épocas calurosas notamos una bajada considerable de temperaturas. Un ejemplo en Sevilla: el Parque del Alamillo, realizado por el paisajista portugués João Ferreira Nunes.

Para saber más.

Ingeniero técnico Agrícola, Master en Paisajísmo y jardinería y estudiante de Ciencias ambientales.

0 Comentarios

Deja un comentario

Close
 
Por favor síguenos!!
Pinchando en alguno de estos botones
nos ayudarás a
conseguir mejores artículos