agricultura ecológica: 10 preguntas para conocerla

agricultura ecológica: 10 preguntas para conocerla

Es reconocida la buena fama los productos bajo la etiqueta de ecológicos. ¿Es fundada esta buena fama? Para saber la respuesta primero debemos saber que es la agricultura ecológica. Y para ello, contestamos a 10 preguntas… y contestarlas correctamente.

1. ¿Qué es la agricultura ecológica?

Partimos de la definición que aparece en Wikipedia:
“La agricultura ecológica, orgánica o biológica, es un sistema de cultivo de una explotación agrícola autónoma basada en la utilización óptima de los recursos naturales, sin emplear productos químicos sintéticos, u organismos genéticamente modificados (OGMs) —ni para abono ni para combatir las plagas—ni para cultivos. Logrando de esta forma obtener alimentos orgánicos a la vez que se conserva la fertilidad de la tierra y se respeta el medio ambiente. Todo ello de manera sostenible, equilibrada y mantenible”

En esta definición hay cosas que no son específicas de la agricultura ecológica, y que por desconocimiento se achaca solo a ella. Por ejemplo, la ingeniería agrónoma trata desde sus orígenes a utilizar los recursos que dispone de forma óptima para obtener una cosecha también óptima.

Siguiendo con la definición, la explotación agrícola autónoma actualmente, podemos acercarnos, pero es una utopía.

El hecho de que en la definición se hable del no uso de organismos genéticamente modificados también no es correcto. La agricultura ecológica surgió en reacción a la agricultura química en los años 70. Por entonces, no se hablaba de organismos genéticamente modificados (OGMs), solo había selección genética.

Podemos definir la agricultura ecológica de una forma más sencilla: sistema de calidad de producción agropecuaria. La diferencia con otros sistemas de calidad es que no tienen tan buena fama ni están tan difundidos. Es como si a uno de las certificaciones ISO que vemos cada dos por tres en muchas empresas y sus productos le envolviésemos en el halo de más natural y sano.

Zanahorias

2. ¿Es cierto que la agricultura ecológica es más natural?

Antes de calificar así a la agricultura ecológica debemos saber que entendemos por ser natural. La labor es complicada, solo tenemos que ver la publicidad para ver como su significado está prostituido por multitud de productos que se tildan de serlo. Con respecto a la agricultura sucede lo mismo.
Si comparamos la agricultura ecológica con la agricultura tradicional realmente ninguna lo es. Ambas son modificaciones de la naturaleza realizada por el hombre para su beneficio (la denominación de agricultura ecológica realmente sería algo así como decir un “blanco negro”).

Lo natural sería la recolección de los productos que dan la tierra sin intervenir más que en la recolección, sin haberlos plantado, ni cuidado, simplemente dejando que la naturaleza decida. Pero eso no sería viable si queremos controlar lo que comemos. En el caso de la ganadería sería el cazar frente a criar los animales, algo que podemos ver aún en la pesca. Aún “cazamos” peces si bien poco a poco se van criando el pescado en las piscifactorías para nuestro consumo.

Por otra parte, nos sorprenderíamos de las prácticas aprobadas para la agricultura ecológica. Solo hace falta leer un poco la normativa de la UE para la producción ecológica y si es comentada aún más.
Y además en la agricultura ecológica se autorizan los invernaderos y las cámaras de cultivo, entre otras técnicas que de natural tienen más bien poco.

manzanas

3. ¿Nuestros abuelos cultivaban productos ecológicos?

No, Por mucho que queramos ver en nuestro pasado la panacea de lo natural no es cierto. Entre otras cosas porque muchos no pasarían los controles de los consejos de agricultura ecológica que emiten los certificados. Y es que, lo más probable sería, que se saltasen algunos de las normas que dictan.

Es más, es muy probable que nuestros abuelos cultivasen según el consejo del amigo o el vecino. Y si el vecino tenía mucha más producción porque le había echado cierto producto lo echaría. Por entonces la agricultura no era un pasatiempo, era un método de subsistencia que daba de comer a la familia. Y si además de alimentar a la familia se podía vender el excedente mejor que mejor. Así que cualquier método era bueno, y más cuando la conciencia de respeto al medio ambiente no estaba tan desarrollada como en la actualidad.

4. ¿Se usan productos naturales en agricultura ecológica y no en la convencional?

Ambos usan productos artificiales y naturales. Y es que todo se ha manipulado de una forma u otra, con lo cual estamos en la misma tesitura que en la pregunta anterior. ¿O acaso los productos derivados del cobre usado para la producción ecológica es distinto al usado en la agricultura tradicional?. Realmente serán siempre lo mismo.

Estamos de nuevo en el difuminado límite de considerar a algo como natural o no. Por otra parte no por ser natural deja de ser tóxico.

semillero agricultura ecológica

5. ¿Saben mejor los productos ecológicos?

Lo normal es que digamos que sí, pero sí lo son, no son por el hecho de ser ecológicos.

En la agricultura tradicional normalmente se somete a la planta a un estrés debido a las exigencias económicas y del mercado. Esto hace que el producto no se recolecte en las mejores condiciones y no haya fijado su sabor. Pero esto no es exclusivo de los productos procedentes de la agricultura convencional.

Nos hemos acostumbrado a tener productos de temporada en cualquier mes del año y eso tiene su coste. Para tener el producto en nuestros supermercados debemos de cosechar antes de que madure. Y si queremos rentabilidad económica (que es lo que normalmente se busca en una explotación agrícola) hacemos que cosechemos antes de tiempo.
Por lo tanto, si queremos productos fuera de temporada corremos el riesgo de que lo que comamos no nos sepa a nada.

Sin embargo, en esto la agricultura ecológica tiene una ventaja: al no estar tan sometida al mercado, lo normal es que se pueda recoger algo más tarde con lo que tienen un mejor sabor.

En todo caso, si queremos comer vegetales con sabor, lo mejor es optar siempre por productos locales y de temporada. Da lo mismo que sean o no ecológicos.

6. ¿Es más sana la agricultura ecológica?

La respuesta común es si, pero tampoco es correcto. La mayoría de las alertas de seguridad alimentaria de la UE suelen ser de productos ecológicos.
Un ejemplo es que en la producción ecológica también utiliza plaguicidas. Y en algún caso, como la rotenona, se ha tenido que prohibir debido a su toxicidad.

comida ecológica

7. ¿Qué diferencia la agricultura ecológica?

Si el tema de lo natural lo dejamos de lado, pocas diferencias fundamentales hay. Solo que sigue unas normas dentro de lo que se dicta en los consejos reguladores de la agricultura ecológica.

8. ¿Entonces qué sentido tiene la agricultura ecológica?

Es una forma de cultivar que se controla por unas asociaciones, y por lo tanto en si tiene su valor.

En su día con la eclosión de la agricultura química tuvo gran interés, puesto que iba contra corriente de lo que se estaba haciendo.
En la actualidad en una sociedad concienciada con el respeto al medio ambiente y a consumir productos más respetuosos con este, sería absurdo pensar que la agricultura, llamada tradicional, no haya evolucionado para adaptarse a la nueva sensibilidad del mercado. Y también a las nuevas normativas protectoras del medio ambiente.
La agricultura convencional ya no es la agricultura química que existió y que ha causado problemas medioambientales. Ahora conviven productos químicos y biológicos haciendo que ambos factores se integren y haciendo la agricultura más “lógica”. Con la agricultura tradicional también se trata de respetar al medio ambiente, pero sin poner limitaciones que puedan ser más ideológicas que técnicas.

Un ejemplo lo podemos ver en la evolución del número de productos fitosanitarios autorizados que había hace unos años. En la actualidad se han reducido notablemente y la mayoría de los productos autorizados son productos dedicados a la lucha integrada.

agricultura ecológica

9. ¿Es fiable comer productos ecológicos?

Si es fiable, las entidades o consejos reguladores que existen en nuestro país lo regulan de forma correcta y con toda fiabilidad las normas de la agricultura ecológica. De la fiabilidad de estas entidades dependerá también la fiabilidad y la confianza que el consumidor otorgue. Ya que la agricultura ecológica se basa en la certificación que dan estos organismos.

10. ¿Es aconsejable consumir agricultura ecológica?

Si es aconsejable, como cualquier producto que tenga detrás una organización que avale su calidad. Por lo tanto es mejor que lo tenga que no lo tenga, pero como todo.

Para terminar, hay que considerar la agricultura ecológica como un producto de calidad, con unas normas determinadas. No como que es más natural. El certificado de agricultura ecológica ha conseguido un gran reconocimiento del consumidor que no lo tienen otros métodos de producción agropecuaria. En muchos casos reconocimiento basado en conceptos que no son correctos. Pero si es un producto de calidad. Eso no es óbice para que no se aconsejen la agricultura tradicional. Ni olvidarse de otros con otros sistemas de calidad menos conocidos como puede ser el Global G.A.P.

Para saber más:

-Blog de J.M. Mulet “Tomates con genes”: http://jmmulet.naukas.com/
Sociedad Española de Agricultura Ecológica (SEAE) http://www.agroecologia.net/ http://www.agroecologia.net/
Comité Andaluz de Agricultura ecológica (CAAE) : http://www.caae.es/
Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) : http://www.aecosan.msssi.gob.es/
European Food Safety Authority (EFSA); http://www.efsa.europa.eu/

Ingeniero técnico Agrícola, Master en Paisajísmo y jardinería y estudiante de Ciencias ambientales.

0 Comentarios

Deja un comentario

Close
 
Por favor síguenos!!
Pinchando en alguno de estos botones
nos ayudarás a
conseguir mejores artículos