El problema del picudo rojo

El problema del picudo rojo

Mucho habréis oído hablar de este insecto: El picudo rojo (asiatic palm weevil o red palm weevil para los anglosajones). Su nombre científico es Rhynchophorus ferrugineus Olivier). Pertenece al orden de los coleópteros y a la familia de los curculiónidos.

Origen y dispersión.

Esta plaga originaria de regiones tropicales del Sureste Asiático y Polinesia. Comenzó su expansión hace 25 años atacando a palmeras datileras del sur de Asia, Península Arábiga e Irán. Fue introducido en el norte de África a través de Egipto en el año 1993 continuando su expansión hacia los países europeos, Italia, Francia, Portugal y España. Siendo en 1994 cuando llegó a Europa. Viniendo siempre asociado al mercado de palmeras. Y se ha hecho presente en nuestros jardines.

Está causando graves problemas fitosanitarios en todas las partes en donde se ha introducido. En nuestro país ha disparado ya todas las alarmas de los organismos encargados de la vigilancia de fronteras y la protección agronómica, tanto a nivel estatal como autonómico. Han fallado las medidas preventivas y parece haberse aclimatado en el sureste de la Península y en las islas Canarias. Y ahora va a ser muy difícil erradicarla. Como suele suceder en estos casos, la nueva especie se ve beneficiada porque carece, en las regiones mediterránea y macaronésica, de enemigos naturales que limiten su propagación.

Contagio por movimiento material infestado.

El contagio de esta plaga ha sido favorecido por el movimiento de material vegetal infestado. En parte debido a la ciclo vital de este insecto. De hecho, la mayoría de los nuevos focos detectados surgieron alrededor de depósitos o alineaciones de palmeras procedentes de países terceros infestados, principalmente de Egipto.

Daños del puicudo rojo

Es un escarabajo de gran tamaño de entre dos y cinco centímetros, y color rojizo. Pero es la larva la que causa el daño. Esta es mucho más difícil de detectar y es este el principal problema: cuando se detecta, normalmente suele ser tarde para el ejemplar.

Daño.

Las hembras hacen las puesta en la corona de las palmeras. De los huevos salen las larvas, las cuales viven de 2 a 4 meses y pupa en un capullo realizado con fibras entrelazadas.
La larva es de color amarillo marfil y con la cabeza rojiza de hasta 5 centímetros en su máximo crecimiento. Está provista de poderosas mandíbulas con las que perfora galerías de más de un metro de longitud en los troncos. Sus plantas hospedantes son el cocotero (Cocos nucifera) y otras palmeras, en especial las del género Phoenix y la palmera de Guinea (Elaeis guineensis).

En general, cuando se ven afectadas por la plaga, sufren amarilleamiento y marchitamiento. Pudiendo llegar a producirse la muerte del pie afectado.

Larva de picudo rojo

Sintomas.

En las palmeras que más predominan en nuestro país, en el caso de palmeras canarias (Phoenix canariensis), el daño se localiza principalmente en la cabeza o corona de la palmera. Y tiene los siguientes síntomas:

  • Presencia de hojas externas caídas, con señales evidentes de desgarramientos a nivel de la inserción con el tronco.
  • Desplomado general de la corona de hojas. Un aspecto ligeramente decaído de las hojas mas tiernas del penacho central. Adquiriendo una coloración que vira del amarillo al pardo rojizo.
  • Orificios en el corte de las tábalas de la valona.
  • Restos de pupas entre tábalas y hojas.
  • Flechas con ángulo sobre la vertical.
  • Retorcimiento de las hojas en las axilas.
  • Foliolos comidos o perdigonados.
  • Raquis comidos y/o tronchados.
  • En hojas en el suelo productos de una poda, y en el corte, galerías de 1-2 cm. producidas por larvas.
  • Restos de fibras.

Daños de picudo rojo

En el caso de palmeras datileras(Phoenix dactylifera) el daño se observa principalmente en la base de la misma, en la zona donde se encuentran los hijuelos y en el tronco los síntomas son lo siguientes:

  • Exudación de color rojizo o negro y restos de fibra que pueden aparecer en el fuste de los ejemplares afectados
  • Hijuelos con hojas comidas.
  • Pupas y orificios al levantar algunas de las axilas de las hojas que quedan pegadas al tronco.
Control.

No existe un único sistema de control eficaz para hacer frente a este coleóptero que afecta ya a toda la cuenca Mediterránea. Por lo que se requiere una estrategia de lucha integrada que combine todas las herramientas disponibles .

La mejor forma de evitar al enfermedad es la prevención. En muchos casos reflejada en la legislación vigente. Esta establece que las palmeras de más de 5 cm de diámetro que circulen o se planten tienen que ir acompañadas del Pasaporte fitosanitario CE que hay que conservar durante un año.

Daños de picudo rojo

Los palmerales de Elche, Orihuela y Alicante, cuyos efectivos tienen un alto valor histórico, económico, social y cultural, tienen una zona de protección establecida por la Consellería de Agricultura en el Decreto de 11 de julio de 2003. Que aprobó un plan de protección integral fitosanitaria. En Elche, municipio donde se está llevando a cabo una intensa lucha contra esta plaga, ya se han perdido más de un millar de palmeras por su causa (bien por afección directa o por la destrucción preventiva de los pies infectados).

Elche y Canarias.

El palmeral de Elche, declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO es el más afectado por el picudo rojo. Este palmeral está constituido por un conjunto de huertas de palmeras datileras distribuidas por el casco histórico de la ciudad. Sumando un total de cuatro millones de metros cuadrados de superficie y que cuenta con casi medio millón de unidades. En este palmeral expertos están comprobando, a medida que avanzan las investigaciones sobre el particular, que la plaga está mucho más extendida y es mucho más grave de lo que se creía.

Es precisamente en Elche donde se encuentra la estación Phoenix. Un centro de investigación de la plaga que está dirigida por Michel Ferry. Los trabajos de investigación, poco a poco están dando resultados.

Tampoco Canarias se han librado de tan desagradable huésped, que para colmo aquí afecta a la palmera canaria (Phoenix canariensis). Esta especie podría verse en peligro si la plaga sigue avanzando. Se desconoce cuándo se introdujo por vez primera.

Daño de picudo rojo

Consejos tras detectar foco.

Asimismo se aconseja realizar estas labores una vez detectada un foco:

  • Las palmeras muy afectadas o muertas se tienen que arrancar y quemar para evitar la salida de los escarabajos adultos y su dispersión.
  • Es recomendable no efectuar podas en lugares próximos a los focos o realizarlas en invierno. Debido a que la difusión de la plaga es menos activa. La plaga preferentemente se introduce en las palmeras por las heridas, como las provocadas por la poda de las hojas. El olor a savia actúa como un potente atrayente de escarabajos.
  • Hay que aplicar los tratamientos químicos sobre el ojo de la palmera y las heridas de poda. Esta operación es muy recomendable en zonas próximas a los focos de la plaga. Los formulados especialmente recomendados son: Fenitrotion 40 CS, Fenitrotion 40% WP, Diazinon 24% CS, Fosmet 45 CS, Imidacloprid 20% SL, Tiametoxam 25% WG, Carbaril 50% WP y Carbaril 85% WP. De los productos citados, sólo el Fenitrotion 40% CS y el Imidacloprid 20% SL están autorizados en el ámbito de utilización de parques y jardines. Se puede añadir un adherente para mejorar la persistencia y otras características de los productos insecticidas.
  • Realizar riegos muy abundantes en verano.
Estrategia contra la plaga.

Hasta la fecha, esta estrategia combina las aplicaciones de productos fitosanitarios mediante pulverización convencional, con el empleo de productos biológicos a base de nematodos entomopatógenos y la inyección en el tronco de las palmeras de insecticidas registrados, así como la instalación de trampas y la eliminación de ejemplares fuertemente afectados para los que no existe la posibilidad de recuperación.

Picudo rojo

También se están aplicando técnicas de cirugía arbórea total o parcial en palmeras de alto valor paisajístico y ornamental. Estas técnicas consisten en la eliminación del material vegetal infestado hasta alcanzar tejido sano, con lo que se propicia el rebrote de la yema principal, a partir de la cual se inician los tratamientos.
La Unión Europea ha reconocido que resulta poco probable la erradicación de esta plaga a corto plazo y apuesta por arbitrar mecanismos de coordinación entre los distintos órganos de la Administración e involucrar en las acciones de contención tanto a los municipios como a los propietarios privados de palmeras.

Ingeniero técnico Agrícola, Master en Paisajísmo y jardinería y estudiante de Ciencias ambientales.

2 Comentarios

  1. rafa 6 años hace

    Esto ha sido producido por la avaricia de unos cuantos…Ahora que paguen esos importadores todos los tratamientos….Espero que no quede ni una…..

  2. Paco 6 años hace

    No solo por la avaricia, sino por el desconocimiento, tanto del comprador, como de el que lo compra. Y es que mucha gente cree que un “bichito” no tiene importancia,y…

    Por otra parte, también está el tema de quitar importancia de la plaga a los dueños de jardines que descuidan estos.

Deja un comentario

Close
 
Por favor síguenos!!
Pinchando en alguno de estos botones
nos ayudarás a
conseguir mejores artículos