¿Qué pongo: césped natural o artificial?

¿Qué pongo: césped natural o artificial?

Siempre que diseñamos un jardín en muchos casos se decantan por hacer una zona de césped. Por lo general, en nuestro ámbito de trabajo, el césped natural necesita bastante mantenimiento y sobre todo un gran consumo de agua. Si no se desea prescindir de el con otras alternativas, se puede plantear el uso del césped artificial.

Tanto uno como otro tiene sus ventajas y sus inconvenientes. El césped artificial es muy buena alternativa, pero a pesar de sus ventajas, no deja de ser una copia.

Antes de plantearnos la opción del césped artificial, tenemos que plantearnos si el clima de la zona no nos permite tener un césped natural. Y es que cuanto más lluvioso sea el clima evitaremos el principal inconveniente del césped natural.

Chalet con césped

Una simple búsqueda en Internet no nos aclara nada la duda. Y es que los buscadores están saturados de páginas que alaban, sobre todo, las ventajas del césped artificial, recurriendo al desconocimiento del potencial cliente e indicando características no del todo correctas. Existen también páginas de instaladores de césped natural, pero no tantas como de artificial. Quizás por la mayor facilidad de la instalación de este último.

En esta entrada intentaremos aclarar sobre todo las características del césped artificial ya que es de este del que hay mayor información (cierta o no) en la red.

Lo primero que deberíamos plantearnos cuando deseamos poner césped es si queremos un material inerte o un ser vivo. Incluso si deseamos un ser vivo podemos optar no solo por césped, sino por otras alternativas que cubren el suelo. El material inerte, como tal, funcionará como cualquier otro material inerte. Así como cualquier otra superficie que nos imaginemos, como una superficie de terrazo, no crecerá, no transpirará, y no necesitará (tanta) agua. Sin duda pensando eso diremos que es un chollo, pero no lo es tanto.

Si alguien tiene experiencia con el césped artificial en verano echará de menos el frescor del natural. Pisar el césped artificial a pleno sol en verano es una incomodidad que te puede llegar a tener una quemadura en la planta del pie. El césped natural, gracias a la transpiración, hace que disminuya su temperatura. Un material inerte puede incrementar el calor de la zona. Es por eso que en proyectos como el proyecto pérgola de la Expo 92 se eligió sombra vegetal sobre todo porque no incrementaba tanto la temperatura.

césped

El césped artificial puede incrementar la temperatura ambiental no solo por el material del que está hecho. También causa este aumento de temperatura los metales pesados que pueden encontrarse a menudo en la capa inferior conforma una instalación de césped artificial. Incluso en un día nublado la temperatura del césped artificial es de al menos 2 grados más alta. La hierba natural tiene además de la característica de refrescar, la de absorber contaminantes y ruido.

También debemos saber que el césped artificial cuesta una gran huella de carbono a la hora de fabricarlo. Por lo tanto, la ventaja del menor consumo del agua, y con ello de ser más respetuoso con el medio ambiente no es cierta.

La función estética del césped natural en cierto modo puede sustituirse, incluso en ciertas funciones. Pero la función de las plantas que conforman el césped no es algo que pueda suplirse.

césped

A pesar de lo que se suele indicar, el césped artificial necesita un mantenimiento mínimo para evitar algunos problemas. Empezando por el lavado periódico así como desinfección, sobre todo si tenemos mascotas. A diferencia de en el césped natural, los residuos se van incorporando al sustrato gracias a la acción de los organismos que viven en ella y del mismo césped. Esto es algo que no sucede en el césped artificial. Así cuando tengamos mascotas, las deyecciones de estas persistirán más que en el césped natural.
En muchos casos dentro del mantenimiento puede ser necesario un peinado casi cotidiano de las hebras.

Algunas instalaciones de césped artificial pueden tener problemas de descargas electrostáticas por las propiedades del material del que está hecho. Al caminar sobre ellos se genera mucha electricidad estática. Además no permiten que esta carga se disipe a tierra por tratarse de materiales aislantes.

césped y bicicleta

Debido los problemas que tiene el césped artificial se ha llegado incluso a prohibir en algunos lugares de Estados Unidos y Australia. La ciudad de Glendale en California prohibió el césped artificial en 2011, mientras que Claremont en Australia Occidental prohibió en el 2015. Estas localidades estaban preocupadas por la alta concentración de plomo en el caucho, la menor capacidad de retención de agua lo que provocaba una mayor escorrentía, y la cantidad de energía necesaria para producir el césped artificial.
Es cierto que posteriormente se ha eliminado o rebajado la prohibición de la instalación en algunos estados de Estados Unidos debido a la sequía.

En la actualidad hay muchos céspedes naturales que aguantan distintas condiciones climáticas. Aún así lo normal es que sea mayor el consumo de agua. Si bien es cierto que las características medio ambientales del césped natural hacen que las desventajas se diluyan. Y en caso de instalar solo césped artificial en periodos de sequía puede ser contraproducente. Si se instala de forma generalizada,  incrementaremos la temperatura del ambiente y disminuiremos la transpiración vegetal. Esto, probablemente incrementarían los efectos de la sequía.

El menor drenaje del césped artificial hace que provoque mayor escorrentía del agua. Además, el césped artificial tarda más tiempo en secarse, y si se prolonga esta humedad, puede ocasionar problemas de pudrición material donde se anclan las fibras.

El césped artificial dura más que el natural. Además el mantenimiento es mucho más sencillo.

Otro problema del césped artificial ocurre al final de la vida útil del césped artificial. Al no ser biodegradable se sumaría a la problemática de los residuos cuando se desecha en vertederos. No obstante, algunas casas comerciales indican que los residuos son 100% reciclables.

césped y tranvía

Por último, es cuanto menos curioso que en una sociedad donde se prima el respeto al medio ambiente, lo natural, el incremento del uso del césped artificial se incremente. Es probable que esto sea causado por la falsas excusas como inferior consumo de agua y con ello es más respetuoso con el medio ambiente. Sin embargo, como hemos visto, otras características de este tipo de césped no hacen aconsejable en una sociedad que desea ser “más natural“, más ligada a la naturaleza.

Con todos los inconvenientes del césped artificial puede ser aconsejable su implantación en algunos casos. Si bien no debemos de plantear el uso como sustituto del natural. Debemos de plantearlo como una solución distinta. Sería aconsejable en los lugares en los que la superficie o las características de esta no permite el implantar sustrato que soporte el césped natural y se desea tener una función estética similar. Así sería aconsejable su uso implantar en terrazas de edificios, en zonas hormigonadas donde no es posible aportar sustrato porque la estructura no lo soportaría o en zonas con pavimento ya instalado. Y también donde se quiere una función estética temporal.

Para saber más

Página de wikipedia sobre el césped artificial (en Inglés).
Noticia de la CBS sobre prohibición del césped artificial.
Noticia sobre la protección de la instalación de césped artificial en San diego .
Más al respecto de la revocación de la prohibición en Los Angeles Times.
Referencia a artículo de San Francisco Choncle en el que se debatía sobre el césped artificial y natural.

Ingeniero técnico Agrícola, Master en Paisajísmo y jardinería y estudiante de Ciencias ambientales.

0 Comentarios

Deja un comentario

Close
 
Por favor síguenos!!
Pinchando en alguno de estos botones
nos ayudarás a
conseguir mejores artículos