Veneno en el jardín

Veneno en el jardín

No, no nos referimos a los productos químicos que podemos usar en el jardín. En este artículo nos referimos a las plantas tóxicas e incluso venenosas que podemos encontrar en el jardín. El veneno en el jardín que desconocemos.

Ya hace un tiempo en un grupo de paisajismo tuvimos un foro de paisajistas tratamos este tema. Buscamos referencias sobre antecedentes de intoxicación en los jardines, pero no encontramos nada. O por lo menos no se han achacado la toxicidad de las plantas.
Pero, muchas de las plantas que conocemos y que nos encontramos son tóxicas o venenosas. De algunas de ellas sí que encontramos referencias de su toxicidad en referentes históricos.

Plantas venenosas

Hay muchas plantas tóxicas y venenosas. En esta entrada no vamos a distinguir en ambos conceptos. Es por ello, que trataremos las plantas que pueden dañarnos tanto a las personas como en general a muchos animales. Y es que, estas plantas son peligrosas para animales y niños. Es por eso que se debe educar a los niños para evitar que se lleven las plantas a la boca ya que pueden correr peligro.
A pesar de lo peligroso que puede resultar tener plantas en nuestro jardín es atractivo para muchos y algunos jardines como el de Alnwick en el Reino Unido que cuenta con un jardín específico de plantas venenosas.

Hoy seleccionamos unas cuantas muy usadas y conocidas.

HORTENSIA

Hortensia

¿Quién no tiene una abuela o una tía que presuma de sus macetas de Hortensia?. Si hablamos de la planta que es tan habitual en patios y jardines. Buena culpa de ello son las bellas flores que posee.
Pues bien, esta planta tiene en sus hojas, pero sobre todo en sus flores un compuesto llamado hidragina, un derivado del cianuro. Es tóxica por ingestión, que puede provocar diarrea, vómitos y dolor de estómago. Si es en dosis altas puede provocar taquicardia, asfixia, parada respiratoria e incluso la muerte. Pero es complicado que llegue a ser mortal ya que su sabor es muy amargo.

Adelfa (Nerium oleander)

Es otra planta muy conocida, incluso se conoce su toxicidad. Aguanta muy bien la sequía y la podemos ver en muchos lugares sobre todo en la zona sur de España.
Es tóxica por ingestión y en menor medida por contacto, a algunas personas incluso les afecta el oler sus flores.

Su toxicidad viene, sobre todo, del glucósido llamado oleandrina. Su intoxicación. ocasiona náuseas y vómitos, vértigo, diarreas, alteraciones nerviosas, taquicardia y arritmias.

ADELFA

Tejo (Taxus baccata)

Este árbol es un árbol mítico. Su toxicidad es conocida desde la antigüedad. A pesar de ello lo encontramos en muchos jardines. De hecho, en muchas culturas se usaba para suicidarse.
Su toxicidad se encuentra en todas las partes excepto en la parte carnosa de las semillas, de los arillos. Esta causada por la presencia, entre otros compuestos tóxicos, por la presencia de una mezcla de alcaloides llamada taxina.

La taxina afecta de forma desigual a los animales. Así es mortal para los caballos y el hombre, sin embargo, rumiantes, conejos y liebres no les afecta mucho.
Su toxicidad se refleja actuando sobre el sistema nervioso. Reflejándose en una primera fase con síntomas de euforia, taquicardia y mareo. Posteriormente se pasa a vómitos, sequedad, labios azulados, calambres, dilatación de la pupila y finalmente colapso respiratorio y cardiovascular.

La dosis mortal para un adulto es muy pequeña, y además es mayor la toxicidad en invierno que en verano.

Hiedra (Hedera helix)

Esta es la que vemos en paredes de casas en muchos lugares. Es una de a las plantas trepadoras que se usa en los jardines

La toxicidad es causada por un glucósido llamado hederina. Y está presente en toda la planta, sobre todo las bayas. La planta causa dermatitis y erupciones en la piel, y por ingestión sobre todo de los frutos causa irritación digestiva e intestinal, además de embriaguez. En grandes dosis causa aumento de la temperatura corporal y provocar coma. En embarazadas puede causar abortos.

Glicinia (Wisteria spp)

Otra planta trepadora es la glicinia. Planta que hemos tratado en Plog en un artículo específico.

En este caso la toxicidad está muy localizada ya que se encuentra en las semillas y las vainas que las contiene. Si bien su toxicidad no es tan elevada como las que hemos tratado anteriormente. La toxicidad está causada por un glucósido llamado wisterina. Este compuesto causa nauseas vómitos diarrea y cólico si bien parece que su toxicidad es menor que en las plantas que hemos tratado anteriormente.

Melia

Melia (Melia azedarah)

Otro árbol del que hablamos en blog y está entre los favoritos es la Melia. Es muy habitual en nuestras ciudades.

La toxicidad de este árbol está en las hojas y sobre todo en los frutos. Es tóxico para mamíferos, pero no para las aves. Los frutos son más tóxicos en primavera que en otra época en el que están más maduros.
Son tóxicos por tener compuestos como trichilinas, azedarachinas, meliacarpinas, nimbolins y neurotoxinas entre las que destaca el tetranortriterpeno.

La intoxicación por Melia al igual que con las semillas de Wisteria se producen sobre todo en el aparato digestivo. Su ingestión ocasiona irritación estomacal, mareos, vómitos, diarrea, dolor abdominal, congestión pulmonar, rigidez, falta de coordinación y finalmente paro cardíaco.

Azalea (Rhododendron spp.)

Otra planta muy presente en nuestros jardines son las azaleas o rododendros.
En el caso de las azaleas toda la planta es tóxica, pero en especial es la hoja.
Su toxicidad, por ingestión, viene de la presencia de grayanotoxinas que afectan al sistema digestivo, al circulatorio y al nervioso. Tiene como síntomas: exceso de salivación, lagrimeo de los ojos y la nariz, dolor abdominal, temblores, náuseas y vómitos, diarrea, debilidad, dificultad para respirar, trastornos en la frecuencia y ritmo cardíaco, convulsiones, parálisis progresiva de los brazos y las piernas y coma.

Durillo (Viburnum tinus.)

VIBURNUM TINUS
Otra de las plantas que nos encontramos abundantemente en nuestra ciudad es el durillo.

La toxicidad de esta planta es alta. Esta se encuentra en los frutos, en sus bayas. que son muy amargas con lo que dificulta la intoxicación por ingestión que es como se produce esta.
En tiempos de hambre se consumían estas bayas pero tras pasar un proceso de fermentación que eliminaba las sustancias tóxicas.

Sus síntomas se dan sobre todo en el sistema digestivo. Así ocasiona dolor de vientre, diarrea, inflamación de mucosas digestivas, aparición de ampollas, hemorragia urinaria, problemas respiratorios y problemas cardiorrespiratoria.

Son muchas las plantas que presentan cierta toxicidad. Tanta que se ha regulado la venta de todas las que lo son. Hoy hemos tratado unas cuantas de las más conocidas, pero hay otras muchas de ellas usadas como plantas de interior que trataremos en próximas entradas.

Para saber más

Ingeniero técnico Agrícola, Master en Paisajísmo y jardinería y estudiante de Ciencias ambientales.

4 Comentarios

  1. Hola, muy instructivo tu artículo. Gracias ante todo.
    Me gustaría añadir que de las adelfas se extraen los compuestos de raticidas, que provocan hemorragias internas en esos animales. Creo que así quedaría aún más clara su toxicidad.
    Por otro lado, el árbol Melia que citas, creo que es el conocido como “Paraíso” o “Árbol del rosario”, ¿no? Nunca lo había visto nombrado como “Melia”.

  2. Autor
    Fernando 11 meses hace

    Hola Sofia, creo que si, que es el mismo. Donde estás??? Yo aqui lo conozco sobre todo por melia o cinamomo

  3. Hola, Fernando, disculpa el retraso en contestarte. Vivo en Sevilla. También lo conozco como Cinamomo, pero de cuando lo busqué en una guía de árboles cuando aún no existía este medio :). A nivel popular, se conocen como “Paraísos”, y lo de popular es un decir, porque el noventa y cinco por ciento de la población no distingue entre una encina y un olivo ;), así que mucho menos uno así. Un cordial saludo. (Y gracias por la entrada sobre la plaga del boj, no la he detectado entre los que tengo, pero siempre es mejor estar prevenidos).

  4. Autor
    Fernando 10 meses hace

    Hola Sofia,
    La verdad que me parece raro lo de “Paraisos” , pero supongo ue es por la costumbre. Te preguntaba porque pensaba que eras de fuera de España, pero spongo que será como el Hibiscus, que acostumbrado a llamarlo Pacífico, me resultaba raro que se refirieren a él como Hibiscus.

    En cuanto a la plaga del boj, lo descubrí en Alemania y vi que allí es ya muy normal. Y me dí cuenta que se estaban dando ya casos en España. Estate atenta porque puede que en poco tiempo lo veas. En el Norte ya está extendiendose.

Deja un comentario

Close
 
Por favor síguenos!!
Pinchando en alguno de estos botones
nos ayudarás a
conseguir mejores artículos